sábado, 12 de julio de 2008

Flamenco enano – Lesser Flamingo


P. minor © J. A. Lorenzo

Se actualiza la información de este blog sobre la presencia en Tenerife de un ejemplar de este divagante del sur de África y en menor medida del subcontinente indio (véase entrada del pasado 11 de junio de 2008, y referencias allí dadas sobre esta cita y el estatus de la especie en el archipiélago canario).

El ejemplar presente en la presa de Cabo Blanco, Arona (Tenerife) visto desde el 30 de mayo de 2008 por el personal del Centro de Recuperación de Fauna La Tahonilla (Cabildo de Tenerife), continúa viéndose en la misma localidad. Otras observaciones posteriores son las del 8 y 22 de junio, por Rayco Jorge Díaz, así como el 29 de junio y 5 de julio de 2008 por Nereida Herrera y Benito González*. De nuevo se observa allí la tarde del 10 de julio de 2008, constatándose su mansedumbre (¡acude caminando hacia el observador junto a las anátidas domésticas en busca de comida!), llegando a distancias de un metro y permaneciendo en reposo y confiado. Llegó a efectuar cortos vuelos, y se constató la ausencia de anillas o marcas que delaten su más que probable origen cautivo. En este sentido, se sigue sospechando que el ave podría pertenecer al cercano núcleo zoológico de Las Águilas del Teide, de donde han escapado ya otras aves vistas en las charcas y presas de las inmediaciones, aunque aún no hay confirmación por parte de dicho centro, y podría provenir de algún otro lugar.


Distintas anátidas domésticas y P. minor © J. A. Lorenzo
(véase entrada del pasado 11 de junio de 2008, y referencias allí dadas sobre esta cita y el estatus de la especie en el archipiélago canario).
* Cita remitida al Comité de Rarezas de SEO/BirdLife.

2 comentarios:

............................... dijo...

Yo estuve observando dicho flamenco el jueves pasado en compañia de Miguel Rouco y Jesus Palmero y pudimos apreciar que en su ala izquierda tiene una ausencia muy apreciable de las plumas primarias. En principio parecian estar cortadas. El caracter era totalmente manso acercandose a nosotros para que le dieramos comida. Sin duda alguna se trata de un escape de alguno de los núcleos zoológicos cercanos de la zona.
Un saludo
Juan Sagardía

Antón Pérez dijo...

8-O ¡No me imaginaba que ese bicho fuese efectivamente tan minor! A la que se descuide se lo traga en dos bocados uno de esos patos...